Cómo conseguir Información Registral sobre una vivienda

información registral

Cómo conseguir Información Registral sobre una vivienda

¿Cómo podemos obtener la información Registral?

Nota simple informativa

Incluye la descripción de la vivienda.

¿Qué incluirá la descripción de la vivienda?

  • Situación de la misma
  • Superficie
  • Anejos, cuota de participación en la propiedad horizontal
  • Régimen administrativo que pudiera afectarle.
  • Hipotecas que puedan gravarla.
  • Intereses y costas
  • Plazo de duración, embargos, servidumbres, posibles litigios sobre la propiedad, afecciones fiscales.
  • Cualquier circunstancia que afecte a la propiedad de la vivienda.

¿Podrá incluir algún otro dato que solicite el interesado?

Sí, siempre que quede constancia expresa por parte del interesado.

¿Qué valor tiene la nota simple?

Al tener valor informativo no podrá ser utilizada en juicio para justificar la inexistencia de cargas o gravámenes.

Certificación de dominio y cargas

Tiene mayor contenido que la nota simple, por lo que si se solicita y se justifica se podrán incluir la reproducción literal de las inscripciones, o información acerca del historial no vigente de la finca.

¿Qué valor tiene?

En este caso, al ser documento público, la certificación permitirá acreditar en juicio, y frente a terceros, la libertad o gravámenes de una finca.

¿De qué otras formas podrás obtener información registral?

  • Se puede solicitar al registrador un informe escrito acerca de la situación registral de la finca.
  • solicitar del Registrador asesoramiento verbal, ya que está obligado a informar verbalmente acerca de cuestiones relativas a la situación registral de las fincas.

¿Se necesita información complementaria?

Es conveniente exigir al vendedor:

  • La copia autorizada de la escritura pública 
  • El recibo del que resulte el pago de la última anualidad del Impuesto sobre Bienes Inmuebles o IBI.
  • Una certificación expedida por el presidente de la comunidad de propietarios o por el secretario, de la que resulte que la vivienda a adquirir está al corriente del pago de las cuotas de la comunidad.
  • La manifestación formal y en documento público, de que no existen contratos de arrendamiento (alquileres) constituidos sobre la vivienda a adquirir.

Comparte este artículo

Deja un comentario