Ventajas e inconvenientes de ofrecer formación a tus empleados.

pacto de permanencia

Ventajas e inconvenientes de ofrecer formación a tus empleados.

Acuerda un pacto de permanencia si inviertes en formación para tus empleados.

Siempre que la empresa hace una inversión importante en formar a uno de sus trabajadores, es aconsejable que se pacten ciertas condiciones, y en este caso la más importante es un pacto de permanencia. Será la única forma de evitar, que si el trabajador se quiere ir, deje la empresa sin poder reclamar nada.

Muchas empresas le ofrecen a sus empleados cursos formativos para que amplíen sus conocimientos y así desarrollar su puesto de trabajo con más eficacia. Pero en numerosas ocasiones cuando los empleados finalizan los cursos cambian de empresa. Desde el punto de vista de un empresario el facilitar formación a sus empleados es una inversión, pues dicho empleado será más productivo.

Para poder firmar un pacto de permanencia es necesario que la empresa pague de forma íntegra la formación, el pacto se puede declarar no válido si el trabajador ha pagado una parte de la formación o la empresa ha cubierto el gasto a través de la Fundación Tripartita. Además, la formación recibida tiene que ser especializada para el desarrollo de su puesto de trabajo, es decir, si se trata de un curso general (idiomas, informática…) el pacto no se podrá firmar. Si tenemos en cuenta el tipo de contrato del trabajador, el pacto puede firmarse independientemente de si el contrato es indefinido o temporal.

Como máximo puede acordar con el empleado un pacto de permanencia en la empresa de dos años, en el caso de que el empleado tenga un contrato temporal que finalice antes de los dos años el pacto finaliza con el mismo contrato. Es conveniente acordar el importe de la indemnización en el mismo pacto, y así evitar controversias en el supuesto de que el empleado decida irse de la empresa.

Hazte socio de Adecla

Comparte este artículo

Deja un comentario